No puedo dejar de pensar en la crisis climática que tenemos encima y la responsabilidad que, en mayor o menor medida, tenemos todos y cada uno de nosotros. En los medios, es cada vez más habitual encontrar noticias sobre el cambio climático, calentamiento global, aumento del nivel del mar, temperaturas extremas… en resumen, una emergencia climática. La más reciente ha sido la de la ONU, que avisa de que nadie está ya a salvo de los daños de esta crisis causada por la humanidad.

Una de las consecuencias de este impacto es el claro aumento de la temperatura del mar, y, el echo de que este absorba el 93% del calor adicional generado desde la revolución industrial, hace que las especies se desplacen a zonas mas frías, lo que supone, entre otras cosas, la pérdida de la pesca tradicional y la desaparición de especies como las sardinas y arenques.

Hace ocho años hice un reportaje sobre los pequeños barcos de pesca en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), ya entonces me sorprendió que muchos de ellos estaban abandonados por la falta de pescado. Es un sector tradicional que realiza una pesca sostenible y que ha está desapareciendo poco a poco.

Me ha apetecido recuperar estas fotos, ahora que me siento arrollado por este alud y me invade la impotencia de ver lo difícil que es que nos tomemos en serio la cruda realidad. A la vez tengo la esperanza de que estas imágenes te hagan reflexionar sobre esta crisis medioambiental.

Referencias:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *